Miércoles 25 de abril; 13:35 pm Los Niños Salvajes en el Festival de Málaga

Miércoles 25 de abril; 13:35 pm

Recibo una llamada de la productora Marta Velasco diciéndome “se ha parado la proyección en el pase de prensa, ven volando al Teatro Cervantes ”

Un sudor frío me recorrió el cuerpo en ese momento, no sabía si salir corriendo, coger un taxi o pararme para pensar fríamente como se puede solucionar la situación. Finalmente decidí hacerlo todo.

Parecía que no existía ni un solo taxi en Málaga a esa hora o que se escondían para hacerme la vida imposible, mientras, mi cabeza a máximo rendimiento pensando en todas las posibles salidas.

Llegué trotando al Teatro Velázquez, en la puerta había una docena de periodistas que habían salido de la sala. Al entrar: vengo por el corte en la proyección de Los Niños Salvajes, el portero me miró con cara de espanto y me acompañó a cabina.

El sol era tan intenso a esa hora en Málaga que no veía nada al llegar a la puerta de los proyectores pero ahí estaban desesperados  Miriam PortéMarta Velasco, Gonzalo Bendala, la magnífica actriz Ana Fernández, la Productora Delegada de TV3, la Productora Delegada Canal Sur Tv Pilar Ortega, Fernando Méndez-Leite y el Director del Festival. El clima era de un auténtico gabinete de crisis.

Primer paso: Cómo ha sido exactamente el fallo

En ese momento me comentaron que sonó un ruido y desde ese punto ya no se escuchaba a uno de los personajes. Dani de Zayas que estaba en la proyección me contó que había sonado un chasquido seguido de falta de sonido y una desincronía posterior. Una pena no habérmelo encontrado antes ya que esta información era totalmente esclarecedora.

Basándome en lo que me había contado inicialmente Miriam Porté descarté casi inmediatamente que fuera un problema del master de sonido que había realizado el estudio de mezclas Sonoblok como estaba apuntando Image Film Barcelona.

Segundo paso: En qué punto la cadena de postproducción se ha roto

Tras las llamadas, el mezclador de la película Joan Olivé y el jefe técnico de Sonoblok Ricard Casals, comienzan inmediatamente a comprobar el master (MOD) entregado y confirman media hora después que está perfecto. Por otra parte, el laboratorio Image Film calla y comienza a dar todas las facilidades para llegar a una solución.

Tercer paso: Conclusiones y soluciones

Al descubrir que el MOD estaba bien se descarta volver a sacar un nuevo máster de este y pedir directamente al laboratorio que envíe un copia nueva. Esta pesa más de 180 Gb y no hay una línea de internet en el teatro que permita descargar a una velocidad suficiente como para tenerla en el mismo día. Image Film plantea enviar a un técnico desde Barcelona con un nuevo DCP (Digital Cinema Package). Saldría en el vuelo de las 19h por lo que hay que hacer algo más rápido que asegure la proyección oficial de la noche. Pedí que enviaran solo el audio del DCP y confirmé con el jefe de cabina que ellos podían insertarlo a la imagen que ya tienen del fallido DCP.

Finalmente:

El laboratorio envía los últimos veinte minutos de audio que estaban corruptos y los proyeccionistas del festival realizan la inserción (ingesta) en el vídeo existente.

A las 16:45 pm junto con el coproductor Gonzalo Bendala comprobamos en sala que estaba todo solucionado y listo (definitivamente) para la proyección pero el pase de prensa ya se había finalizado con una copia en DVD y una hora y media de retraso.

Las preguntas:

¿Como puede haber pasado?

Lo único que puedo suponer y casi asegurar es que los laboratorios en España no tienen a ninguna persona encargada de comprobar el sonido multicanal del material que entregan.

¿El equipo de la película no visionaron la copia final ?

Sí, se comprobó la copia en 35mm  en catalán y en castellano pero el laboratorio no realizó pase del DCP y nunca lo visionó. Si lo hubiera realizado se habría dado cuenta del problema sin necesidad de tener unas orejas expertas.

¿No había un DCP de seguridad por si ocurría algún problema?

La coproductora Marta Velasco insistió una y otra vez para conseguir un backup pero le repetían que al ser una copia digital no había problema. Sí… finalmente consiguió la copia de seguridad pero tenía exactamente el mismo problema ¡incluso la copia doblada a castellano también!

¿Cómo no nos dimos cuenta de este problema al hacer la prueba en el Teatro Cervantes?

Los festivales cuentan con un tiempo muy limitado y tienen las salas funcionando continuamente con charlas, proyecciones, homenajes, etc. Fuimos el único largometraje de todo el festival que hizo una comprobación preliminar. Finalmente conseguimos treinta minutos en los que ajustamos sonido e imagen. Comprobamos el inicio y algunos puntos salteados de la película pero lamentablemente no había tiempo para ver la película completa.

Consecuencias:

Por medio de Twitter se filtró rápidamente que existía “un problema con el sonido del film” y con esto lo primero que se piensa es “ los de sonido metieron la pata”. Algo parecido se puede leer en varias publicaciones digitales bajo el título: Un problema en la sincronización del audio, una incidencia insólita hasta la fecha y que ha interrumpido el pase hora y media, ha obligado a la organización a proyectar la película en DVD

[…] el correo enviado por la empresa de laboratorio y postproducción Deluxe en el que se indica que el fallo detectado en el pase de prensa “concerniente al sonido (…) se debe a una desincronía de 48 fotogramas”.

http://www.diariosur.es

Me gustaría que el laboratorio admitiera su culpa y fuera claro en sus comunicados para evitar daños colaterales, pero difícilmente esto ocurrirá alguna vez. Supongo que no les importa lo que le pase a una película en un pase en el que se encuentra el jurado del festival, periodistas, bloggers, canales de televisión, otros festivales, distribuidores etc… Este problema puede arruinar la imagen de una película e incluso dificultar la venta de la misma.

Espero que con esta explicación quede claro el problema ocurrido y que este no afecte a “Los Niños Salvajes” en el Festival de Málaga.

Archtekton_Sobre el Patrimonio Industrial

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según el organismo consejero internacional International Commitiee For The Conservation Of The Industrial Heritage el patrimonio industrial se compone de los restos de la cultura industrial que poseen un valor histórico, tecnológico, social, arquitectónico o científico. Estos restos consisten en edificios y maquinaria, talleres, molinos, fábricas, etc. así como los sitios donde se desarrollan las actividades sociales relacionadas con la industria, tales como la vivienda, el culto religioso o la educación.

El edificio industrial contiene tal potencial simbólico que es capaz de crear paisaje por sí mismo. Al desarrollarse a lo largo de la historia ha creado su propio lenguaje realizando una compleja relación entre los hombres, las máquinas y el espacio. El patrimonio industrial tiene un valor social como parte del registro de vidas de hombres y mujeres, y como tal, proporciona un importante sentimiento de identidad. Posee un valor tecnológico y científico en la historia de la producción, la ingeniería, la construcción.

Son parte de nuestro entorno y se han introducido de una forma indivisible en nuestras circunstancias y en el desarrollo de nuestra vida.

Si bien ya se han perdido muchos emblemas arquitectónicos y sociales como el Silo del puerto de Málaga, aun hay tiempo para evitar que vuelva a ocurrir lo mismo. Por ello es necesario trabajar en su protección por medio de la lucha contra el desconocimiento de su valor, ya que son testimonio fundamental, para comprender y documentar un periodo clave de nuestra historia y de nuestra sociedad actual.

Bibliografía

Arquitectura de la Industria en Andalucía por Julián Sobrino Simal

Referencias

Patrimonio Industrial (Wikipedia)

Industrial archaeology

International Commitiee For The Conservation Of The Industrial Heritage

Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía

MTI Blog

http://patrindustrialquitectonico.blogspot.com/

Fotografías (por orden de aparición)

José Brangulí

J.Laurent

Bernd & Hilla Becher

Idris Khan

Silo puerto de Málaga:  Carlos Canal y Cyberfrancis

Agradecimientos al arquitecto Álvaro Ojea Gordo por sus contribuciones